Home Noticias Una mujer de 45 años da a luz a su propio nieto.
Una mujer de 45 años da a luz a su propio nieto.

Una mujer de 45 años da a luz a su propio nieto.

0
0

Una madre lo haría todo por sus hijos, ¿cierto? Esta historia es una verdadera prueba de ello. El sueño de Jessica Bradford, de Rhymney, Gales del Sur, siempre había sido tener hijos. Pero a los 18 años acudió al médico tras sufrir sangrados vaginales y relaciones sexuales dolorosas.

Aunque primero le dijeron que era una Enfermedad de Transmisión Sexual, a la 5ª visita le dieron el verdadero diagnóstico: cáncer cervical. Y con esta, otra noticia más terrible si cabe: nunca podría tener hijos. Pero Jessica lo tenía claro: no iba a abandonar su sueño, así que decidió congelar sus óvulos (10 de 21 que le extrajeron). Ese mismo día comenzó sus sesiones de radioterapia.

Tras 3 años de constante lucha, Jessica por fin pudo librarse de la terrible enfermedad. Pero la joven de 21 años seguía muriendo por ser mamá; solo necesitaba a alguien que llevara a término el embarazo. Entonces la persona que estuvo todos esos años a su lado y que además de mamá era su mejor amiga se ofreció a tener a su bebé. ¡Jessica no cabía en sí de felicidad!

Con 45 años y ya con 3 hijos, Julie no dudó en sacrificarse para que su hija pudiera cumplir su sueño a pesar de su enfermedad. Finalmente, el 2 de diciembre de este año Julie dio a luz al precioso Jack. El momento en que su madre le puso en brazos a su hijo tuvo que ser, sin duda, un momento lleno de emoción y felicidad.

Después de que le dijeran que no podía tener hijos, Jessica y su marido, Rees Jenkins, lo han logrado y por fin pueden sostener a su hijo Jack en brazos. Todo gracias a Julie. “Mi madre es la mujer más valiente y maravillosa del mundo. La adoro por haberme dado a mi hijo. Desde muy joven siempre quise ser madre y ahora he hecho mi sueño realidad. Jack es perfecto en todos los sentidos” dice la orgullosa mamá de 21 años. Ahora Jessica quiere alertar a las jóvenes para que se hagan citologías con frecuencia con el fin de detectar un posible cáncer. Como decíamos al principio, el amor de una madre no tiene límites. Y es que, ¿qué no harías por tus propios hijos? ¡Precioso!

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *