Home Remedios Caseros Rascarse la nariz puede provocar una inflamación crónica.”
Rascarse la nariz puede provocar una inflamación crónica.”

Rascarse la nariz puede provocar una inflamación crónica.”

0
0

Todos lo hacemos de vez en cuando. Sentimos comezón o picor y enseguida nos llevamos el dedo a la nariz. Pero ¿alguna vez te has puesto a pensar que podría ser peligroso? Te vamos a explicar por qué tienes que pensártelo dos veces antes de cazar el próximo moco…

Bacterias tan peligrosas y multiresistentes como la estafilococo áureo pueden introducirse en tu organismo. Estos gérmenes habitan en las fosas nasales, y tú las “alimentas” cada vez que te metes el dedo en la nariz.

Estafilococo áureo: Una infección bacteriana que puede afectar a cualquier parte del cuerpo, pero que aparece con más frecuencia en la piel y los tejidos blandos (celulitis) o causa una acumulación de pus (absceso). A menudo las personas tienen bacterias del tipo estafilococo en la piel y la nariz, pero estas llegan a causar una infección.

 Ver imagen original

Una complicación más: si las paredes nasales se irritan, puedes contraer una infección crónica. Con frecuencia, hurgarse la nariz puede dañar las sensibles membranas de la mucosa y provocar una infección.

naris_con_f

Síntomas

Los síntomas más frecuentes son:

  • Inicialmente se forma un nódulo pequeño, rojo y firme, que posteriormente se transforma en un nódulo fluctuante.
  • Dolor más o menos intenso. El dolor aumenta a medida que el pus y el tejido muerto van llenando el área, mientras que empieza a disminuir a medida que esta zona se drena.
  • Inflamación.
  • Enrojecimiento e inflamación cutánea alrededor de la lesión.
  • Sensación de calor en la punta nasal.

También pueden formarse costras, las cuales producen más comezón aun. De esta forma, los virus, las bacterias y los hongos que tienes en las uñas se mezclan con tu flujo sanguíneo y te causan enfermedades.

¡Los sangrados nasales pueden ser muy graves porque hay cinco arterias que atraviesan la parte baja de la nariz! Además, el delicado tejido mucoso de la nariz puede tardar varias semanas en regenerarse totalmente.

Pruebas de diagnóstico

El médico especialista Otorrinolaringólogo será el responsable del diagnóstico del forúnculo nasal, el cual se basará principalmente en el examen clínico de la apariencia externa de la piel de la nariz.

En los casos en que el forúnculo se ubique en el dorso de la nariz o en la columela solo se requiere la inspección, veremos la zona congestiva y edematosa en cuyo centro se encontrará el folículo piloso enfermo, en ocasiones pueden estar afectadas varias de estas estructuras, cuando la lesión se ubique en la piel del vestíbulo nasal será necesario el uso de un espéculo nasal para lograr visualizalo. Se puede realizar un cultivo de la biopsia de la piel o mucosa, para mostrar una infección por Staphylococcus aureus u otras bacterias.

Tratamiento

Por las potenciales y graves complicaciones que puede tener, el forúnculo nasal tiene que ser tratado enérgicamente.El antibiótico de elección es una penicilina semisintética(oxacillin, ampicillin, meticillin) o una cefalosporina de primera o tercera generación, la vía que se sugiere es la parenteral y la dosis será la recomendada para cada tipo de antibiótico.

En algunos casos leves o muy incipiente puede estar justificado inicialmente el uso de una penicilina semisintética oral asociada al ácido clavulánico, en caso de alergia a las penicilinas se indicará un antibiótico de tipo de los macrólidos o uno del tipo de los aminoglucósidos como la kanamicina o la gentamicina. La justificación del uso de estos antibióticos es la siguiente:

Los estafilococos patógenos (dorados cuagulasa positivos) actualmente tienen innumerables cepas resistentes a la benzilpenicilina, debido a que las cepas mutantes han desarrollado una enzima del tipo de las Beta lactanasas capaces de romper el anillo betalactámico de las penicilinas naturales y por lo tanto las inactivan, haciéndolas terapéuticamente inútiles.

Es importante drenar los forúnculos antes de que sanen, ya que en caso contrario pueden ser recurrentes e, incluso potencialmente peligrosos, ya que pueden diseminar la infección a otras zonas del organismo.

Las compresas de agua caliente ayudan a estimular el drenaje de los forúnculos, lo que acelera su curación y, si la lesión es profunda o extensa, debe ser drenada quirúrgicamente por el médico especialista y, desde luego nunca se debe apretar. Una vez que el forúnculo ya se ha formado, los jabones antibacterianos o los antibióticos tópicos son de poca utilidad, aunque la utilización de antibióticos sistémicos puede ayudar a controlar la infección.

¿Quién hubiera pensado que un hábito que parece tan inofensivo podría ser tan malo para la salud? Así que la próxima vez que sientas una gran necesidad de sacarte los mocos, sería mejor que usaras un clínex y te sonaras la nariz.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *