Los 4 mejores cereales para tu desayuno. “Descúbrelos”

Los cereales son parte indispensable en nuestra dieta. ¿Por qué no incluirlos diariamente en el desayuno? ¡Son fabulosos! Hay personas que prefieren evitarlos porque piensan que tienen demasiadas calorías, demasiados azúcares… ¿Es verdad, entonces, que los cereales nos hacen subir de peso?

No, no es cierto. Los cereales son ideales para incluirlos en el desayuno. Consumidos con equilibrio y junto a una dieta variada, nos aportarán esa energía necesaria para empezar el día sin engordar un gramo.

Descubre todos los datos a continuación.

¿Por qué es necesario incluir cereales en nuestro desayuno?

¿Eres una apasionada de los cereales? Entonces no te preocupes, consúmelos con equilibrio y verás como día a día tu salud lo va notando. Toma nota de todo lo que pueden hacer por ti:

  • Los cereales son ricos en múltiples vitaminas y minerales, perfectos tanto para los adultos como para los niños.
  • Los cereales nos aportan energía, por lo que son magníficos para empezar el día.
  • Son parte de una dieta equilibrada y sana. Consumidos adecuadamente, nos permiten regular nuestro peso.
  • Son ricos en carbohidratos y proteínas.
  • Son ricos en fibra, con lo cual, son perfectos para evitar el estreñimiento.
  • Los cereales nos permiten equilibrar el nivel de azúcar en la sangre.
  • Cuidan de nuestra salud intestinal.
  • Los cereales son adecuados para tratar problemas digestivos y estomacales.

Como ya sabes, existen diferentes modos de consumir cereales: semillas, panes, harinas y los clásicos cereales para el desayuno que muchas empresas alimenticias comercializan acompañados con otros alimentos. Es aquí donde debemos tener especial cuidado, porque no todos serán igual de saludables:

  • Evita aquellos cereales que tengan colorantes. Son muy atractivos para los niños, pero no son recomendables.
  • Evita aquellos enriquecidos con azúcar.
  • Muchos vienen acompañados con frutas desecadas, chocolate o incluso frutos secos. Si lo que deseas es bajar de peso, ya sabes que estos no serán muy recomendables. Los cereales tipo “muesli”, por ejemplo, suelen tener un contenido calórico bastante alto, así que lo mejor será consumirlos con equilibrio.
  • Los cereales con chocolate o miel también suelen contener demasiado azúcar.

Los mejores cereales para tu desayuno

Acabamos de levantarnos y hemos pasado entre 6 y 8 horas sin comer. Nuestro organismo necesita nutrientes y energía para hacer frente a la jornada. ¿Cuáles son los mejores cereales para incluir en nuestro desayuno? Descúbrelo a continuación:

1. El centeno entero

El centeno es uno de los mejores cereales que podemos consumir. En este caso, te recomendamos, por ejemplo, una sabrosa tostada de centeno untada con mermelada de ciruela, naranja o arándanos (siempre sin azúcar). Combinado con un jugo natural, o cualquier infusión, se alza como un desayuno tan nutritivo como saciante.

  • El centeno nos aporta un tipo de fibra dietética con muy pocas calorías y mucha más fibra que el trigo entero.
  • Es rico en vitamina A y ácido fólico.
  • El centeno es ideal para depurar nuestra sangre y para reducir el llamado colesterol malo.

2. El trigo sarraceno o alforfón

Puede que no conozcas este tipo de cereal, pero hemos de decirte que es uno de los más saludables que existen. Te explicamos por qué:

  • El trigo sarraceno o alforfón es rico en ácido linoleico (omega 3), minerales como el hierro o el cobre y vitaminas B1, B2, B3, B5 y ácido fólico.
  • Este cereal es famoso sobre todo por su alto contenido en magnesio, esencial para la correcta asimilación del calcio.
  • El trigo sarraceno o alforfón es además un protector hepático, que ayuda al hígado a sintetizar vitaminas y a depurar toxinas.
  • Este cereal lo que hace es activar nuestro metabolismo para quemar grasas, eliminando toxinas y regulando la glucosa en sangre.
  • El trigo sarraceno o alforfón nos permite reducir el colesterol malo.
  • Este cereal está presente en muchos tipos de panes. También puedes encontrarlo en forma natural en tiendas naturales y su modo de cocinarlo es similar al de la avena.
  • centeno
  • 3. La avena

  • Nos encanta la avena. Es ese superalimento que no puede faltar en nuestra dieta y que es recomendable incluir en nuestro desayuno, acompañada, por ejemplo, por trocitos de manzana, fresas o uvas. ¿Cómo resistirse?Ten en cuenta que lo mejor será siempre comprar avena de cocción instantánea. De este modo, puedes prepararte tu desayuno más rápidamente.
    • La avena es rica en vitaminas y aminoácidos ideales para cuidar de nuestro hígado y el corazón.
    • Es muy rica en fibra, lo cual favorece el tránsito intestinal y evita el estreñimiento.
    • La avena es adecuada para personas diabéticas.
    • Dispone de un alto índice de proteínas, perfectas para regenerar nuestros tejidos.
    • La avena es rica en yodo, lo cual nos permite cuidar adecuadamente de nuestra tiroides.
    • Recuerda que la avena es estupenda para combatir el colesterol malo.

    4. La cebada

    Puedes prepararte ricas papillas de cebada con fruta, tal y como ves en la imagen superior: está riquísima. También tienes la opción de comprar panes con cebada con los que acompañar tus desayunos de un modo muy saludable.

    • La cebada es uno de los mejores cereales para reducir por completo el colesterol malo. Para ello, debes consumirla a lo largo de un mes y siempre en tu desayuno.
    • La cebada más saludable es la de grano entero o “perlada”. La encontrarás fácilmente en cualquier tienda natural y es tan saludable como sabrosa.
    • desayuno abbyladybug

Add Comment