Home Noticias Este hombre no fue al trabajo por ver a su hijo nacer, no esperaba que su jefe le mandara este SMS. ¡Horrible!
Este hombre no fue al trabajo por ver a su hijo nacer, no esperaba que su jefe le mandara este SMS. ¡Horrible!

Este hombre no fue al trabajo por ver a su hijo nacer, no esperaba que su jefe le mandara este SMS. ¡Horrible!

0
0

Lamar Austin es un militar veterano de 30 años que tiene 4 hijos. Cuando su mujer Lindsay se puso de parto días antes del día de Año Nuevo, solo pensaba en ver nacer a su bebé. Pero no sabía que recibiría un mensaje que le obligaría a tomar una amarga decisión.

Lamar trabaja como guardia de seguridad para Salerno Protective Services en su ciudad, Concord, en el estado de New Hampshire (EE.UU). Cuando le dieron el trabajo, le pidieron un requisito: tenía que estar disponible las 24 horas de los 7 días de la semana.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sentadas e interior

El 28 de diciembre, un compañero de Lamar no pudo ir al trabajo debido a una tormenta de nieve. Lo llamaron a él, pero les dijo que tenía que llevar a su mujer a una cita con el médico: daba a luz en 3 días. Al día siguiente, Lamar tenía que ir a trabajar, pero Lindsay se puso de parto, así que le dijo a su jefe que no podía ir. El segundo día, Lindsay seguía esperando en el hospital, así que Lamar llamó a su jefe y le explicó la situación. Su respuesta fue terrible: “No me dejas otra alternativa, si no estás mañana aquí a las 8 de la mañana, estás despedido”.

Lamar no tardó mucho en decidir qué era lo que quería hacer: “La familia es más importante que cualquier otra cosa. No les voy a dar la espalda por un trabajo”, pensó este padre. Y así fue como Lamar no fue a trabajar y recibió un mensaje de su jefe diciéndole que estaba despedido. Pero logró hacer lo que tanto deseaba: ver el nacimiento de su pequeño.

La historia de la familia ha saltado a los medios de comunicación, ya que el pequeño bebé tuvo la suerte de ser el primer bebé que nació en New Hampshire en 2017. Gracias a esto, Lamar ya ha recibido tres ofertas de trabajo. Además, una mujer llamada Sara Pereschino se sintió totalmente destrozada por la historia de esta familia y, aunque no los conoce personalmente, decidió poner en marcha una página de Gofundme para recaudar fondos y ayudarlos a criar a sus pequeños.

Es triste que un padre tenga que elegir entre ver nacer a su hijo y conservar su trabajo. Esto pone de manifiesto que las leyes laborales que existen en la actualidad en Estados Unidos, y en muchos otros países del mundo, todavía dejan mucho que desear. Nadie debería verse nunca en una situación como esta. Afortunadamente, Lamar tenía claro qué era lo correcto y no se arrepiente de nada. ¡Mucha suerte para esta familia de valientes!

 

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *