Esta joven logró perder 40 kg en un año y te dice como deshacerte de la grasa abdominal.”

Esta chica de 26 años se llama Amanda. En tan solo un año logró perder 40 kg. Y esto, sin agotarse con unas dietas dañinas o ser cliente de unos luljosos centros de fitness.

Amanda solía pesar casi 100 kg, pero después de que cambiara un poco su estilo de vida, ¡le sucedió algo increíble!

CÓMO ADELGAZAR SIN DIETAS Y LOGRAR UN ABDOMEN PLANO

  1. Primer paso
    El ejercicio moderado te ayudará a decir adiós a los kilogramos excesivos. Tan solo 20 minutos de actividad física al día no solamente acelerán el proceso de adelgazar, sino también, fortalecerán el sistema cardiovascular.Caminar, montar en bicicleta, nadar, jugar al baloncesto y aún simplemente subir la escalera — todo esto no exige enormes esfuerzos. Puedes elegir cualquier actividad a tu gusto.
  2. Segundo paso
    Hay que controlar la cantidad de la comida que consumes. Esta tarea no es nada fácil, por eso el organismo precisa de tiempo para adaptarse.Esto no quiere decir que tengas que rechazar tus productos favoritos. Solo hay que calcular bien las raciones y optar por los productos altos en gluten.
  3. Tercer paso
    Consume más proteínas. Las dietas a base de proteínas ayudan a perder los kilogramos excesivos rápidamente sin dañar los tejidos de músculos del organismo. Además, los productos altos en proteínas son muy nutritivos y no tendrás sensación de hambre durante mucho tiempo después de haber comido. Desgraciadamente, este método no se recomienda a las personas con enfermedades cardíacas.

Hoy, Amanda sigue con su estilo de vida y se siente perfectamente sana y llena de energía.

Aquí van algunos de los consejos de Amanda:

Un día a la vez: “Créanme, sé qué esto suena estúpido y trillado. Pero en vez de obsesionarse en lo difícil que será el camino, concéntrate en hacer las cosas bien hoy. Es lo único que te tiene que importar”.

Sé específico en tus objetivos: “‘Perder’ 40 kilos es un buen objetivo, pero puede ser muy general. ‘Tomar 1400 ml e agua cada día’, ‘Comer menos de 1400 calorías’ o ‘Hacer 20 flexiones de brazo’ son hábitos observables, verificables y reproducibles”.

Tú estás en control: “Eres más que un número en una balanza. Eres más que la suma de tus antojos. Eres un ser humano complejo y excepcional y, no importa lo que creas, estás en control de tu cuerpo”.

¿Qué te pareció la evolución de Amanda? Cuéntanos en los comentarios.

¡Sigue el ejemplo de la chica y adquiere nuevos hábitos saludables! Y no olvides de compartir esta historia maravilllosa con tus amigos — ¡te estarán sumamente agradecidos!

 

 

Add Comment