En Disney la expulsaron de un juego por ser “gorda”. Decidió perder peso y ahora luce irreconocible

 

 

Dicen que Disney es uno de los lugares más felices del mundo. Conoces a tus personajes favoritos, recorres las atracciones y disfrutas de un momento agradable y divertido junto a tu familia. Sin embargo, no siempre es así, o al menos para Christina Jordan, una mujer que vivió una experiencia realmente vergonzosa y triste cuando viajó a Disney con su familia. Fue el peor día de su vida.

Christina viajó con su familia a Disney y recorrió todos los juegos del parque hasta que en uno vivió una triste experiencia. Estuvo esperando casi dos horas para poder disfrutar del juego y ya se estaba aburriendo. Cuando finalmente pudo subir el cinturón de seguridad del juego no le cruzaba. Fue expulsada por ser “muy grande”

“Mi familia y yo esperamos dos horas en la fila para una atracción, y teníamos calor y estábamos mal genio. Cuando finalmente nos subimos, el cinturón no me cruzaba. El pobre chico a cargo del juego me dice, ‘lo siento señora, no le cruza, usted es muy grande para este juego’

The Doctors

Avergonzada y triste por lo que sufrió por culpa de sus 120 kilos, Christina se sintió peor cuando no pudo pasar por el torniquete de salida y tuvieron que abrirle una reja para que pudiera pasar. Se sentía devastada.

Aunque no todo fue realmente negativo como Christina solía pensar. Algo en ella se activó y la hizo querer tomar la decisión de cambiar su vida. Decidió perder peso y jamás volver a pasar un momento así. Puso manos a la obra y comenzó a ejercitarse y comer sano.

The Doctors

“Fue el momento más vergonzoso de mi vida. Pero también me abrió los ojos al hecho de que tenía que cambiar. No quería vivir el resto de mi vida al margen”

-Christina Jordan a People

Desde ese entonces Christina decidió hacer un cambio. Comenzó a comer seis veces al día. Consumía proteínas, carbohidratos y grasas saludables. Gracias a eso, en 9 meses logró perder la mitad de su peso y ahora pesa 60 kilos. ¡Y está feliz!

Y, aunque perder peso no fue su único regalo, Christina descubrió la nutrición y fue a la universidad a estudiar esta materia. Sacó un título universitario y ahora trabaja a tiempo completo en lo que más le gusta. De hecho tiene una consulta de nutrición y ayuda a otras personas.

¡Qué buen ejemplo!

 

Add Comment