Conoce lo que le sucede a tu cuerpo, cuando bebes agua tibia con el estómago vacío.”

El agua es el elemento más importante del planeta; sin ella no existiría vida alguna. Y es importante estar hidratado para mantenernos saludables. Aunque ya deberíamos saberlo todos, todavía hay mucha gente que no bebe suficiente agua. Esto puede provocar una serie de síntomas, como dificultad para concentrarse, mal aliento y piel seca. Y la regla de los 3 litros de agua al día ha pasado a la historia.

En lugar de eso, tú mismo debes determinar qué cantidad de agua tomar de acuerdo a la sed que tengas y a tu peso. Hablando en términos generales, debes tomar 1/5 de taza por cada medio kilo de peso corporal, aproximadamente . Esto significa que alguien que pesa más o menos 70 kg debería beber un poco más de 1,9 l, pero solo es una regla general. Si sudas mucho o eres muy activo, necesitas beber más, y por supuesto, debes de tomar agua siempre que tengas sed.

Aparte de las funciones normales de la hidratación, existen incluso más y mejores razones para tomar agua. ¡Y no solo agua, sino agua tibia en ayunas! Estas son algunas de las ventajas del agua ‘caliente’ con respecto al agua fría:

1. Mejora el metabolismo por la mañana.

Si en las mañanas bebes agua tibia con el estómago vacío, el metabolismo recibe una carga extra de energía. Esto activa el organismo sin consumir calorías. Si te parece demasiado aburrido, puedes agregar una rajita de limón.

2. Estimula tu digestión.

El agua templada elimina grasa de tu dieta, ayuda a digerirla con mayor facilidad y reduce el esfuerzo de tu metabolismo. Tomar agua tibia regularmente tiene un efecto positivo y duradero en el tracto digestivo.

3. Desintoxicante natural.

El agua tibia es idónea para desintoxicar el cuerpo de una forma natural. Debido al efecto simultáneo que ejerce sobre el metabolismo, la circulación y la temperatura corporal, el cuerpo puede limpiarse mediante el sudor y las secreciones. Esta ayuda a eliminar una gran cantidad de residuos y libera al cuerpo de contaminantes perjudiciales. Una lima o un limón añaden un toque especial al agua y además te aportan vitamina C.

4. Alivia las molestias menstruales.

El calor del agua fortalece la circulación de la sangre,  lo que proporciona a los músculos una mayor cantidad de sangre y les permite relajarse. Por lo tanto,  el agua caliente alivia calambres dolorosos y contribuye al bienestar general.

5. Bienestar general.

El agua hervida contiene menos gérmenes y puede fortalecer las defensas del cuerpo. El agua caliente estimula el aparato circulatorio y evita que se acumulen la muscosidad y secreciones nasales. Además, esta reduce tanto la mucosa en la faringe, que dificulta el asentamiento de bacterias.

El agua es mucho más de lo que parece a simple vista. No solo es el elixir de la vida; es además una verdadera fuente de energía.

Add Comment