Home Motivacion Conoce la historia de esta joven que comía apenas 20 calorías diarias y estuvo a punto de morir.”
Conoce la historia de esta joven que comía apenas 20 calorías diarias y estuvo a punto de morir.”

Conoce la historia de esta joven que comía apenas 20 calorías diarias y estuvo a punto de morir.”

0
0

La anorexia es una enfermedad que sufren un alto número de adolescentes en el mundo, mal que pone en grave riesgo la vida de quien lo padece. Por este motivo son múltiples las campañas que se hacen a nivel global para terminar con este flagelo.

Lamentablemente las redes sociales en varias oportunidades no ayudan en esta batalla, ya que muchas de estas chicas comparten sus fotografías, volviéndose un referente para sus seguidoras. Una de las mujeres que vivió en carne propia esta enfermedad fue la británica Jodie Leigh Neil, a quién le diagnosticaron un trastorno de alimentación en 2013, después de que su mejor amiga muriera en un trágico accidente. Un año más tarde, contaba con todos los síntomas de una persona anoréxica, y le diagnosticaron, además, depresión y ansiedad. En 2015 fue ingresada en un hospital por sus problemas de alimentación, según informa Mirror.

La joven, de 18 años y originaria de Hampshire (Reino Unido), sólo ingería 20 calorías al día, hacía ejercicio en mitad de la noche y llegó a pesar 35 kg.

Doctors told Jodie-Leigh that she must "recover or die"

Se vio obligada a dejar sus estudios escolares, ya que no conseguía tener la mente despejada. Sin embargo, a principios de este año, la joven tuvo un momento de revelación, en el que decidió elegir la vida sobre la muerte.

Jodie decidió encarar su enfermedad con todas sus fuerzas, y poco a poco quiso dejar de tener miedo a comer por engordar. Sus amigos y familiares practicaban juegos con ella para que la comida fuera agradable.

En junio de 2016, Jodie alcanzó un peso saludable de 63 kg., y fue capaz de volver a sus estudios.

I'm honestly really sorry if this is difficult for some of you to see, but it's mental health week, and I see it as my duty now to show you all what the past 3 years has been like for me. I've been NG tubed, heart monitored, had my bloods taken twice daily for 3 months, and weighing a mere 35kg I was dying. My parents were prepared for the worst by the doctors, who told them to say their goodbyes. But miraculously I survived. The photo on the left I was miserable, consumed by my illness, purging daily throwing up blood from my nose and mouth, I had to be wheeled everywhere. My heart was weak, my sodium dangerously low, and my hair fell out in clumps. My periods were come and go, my bones were weakening. Anorexia was still at this weight telling me I was fat, ugly etc.. I have attempted suicide a few times due to wanting to kill the voice in my head. But now I am 25kg + heavier, yes I have a belly, thighs that don't touch, I can't fit my hand round my arms or legs anymore, yes I have boobs now and a bum, but it's a lot less painful than having to sit on 3 towels just so my spine didn't hit the bath, having to squat because my bones fell through the toilet seat, passing out constantly. I admit, sometimes I purge, sometimes I self harm, I'm not perfect… but I've come a long way. Anorexia destroys lives, so please don't ever call anyone fat, or comment on their weight. If anyone is struggling PLEASE talk to me. I've got through it, so can you. Let's end the mental health stigma, and support people as best we can. #anorexia #realrecovery #recoverfromanorexia #ana #beatana #eatingdisorder

A post shared by JodieLeighNeil (@miss_jodieleigh) on

Ahora sube fotos naturales de su cuerpo a su cuenta de Instagram para apoyar a otras personas que sufren trastornos de alimentación. Jodie se encuentra estudiando sociología, psicología y teatro. “Tuve mi momento de revelación cuando me di cuenta de que me tenía que poner tres toallas en el baño porque mis huesos chocaban y me hacía daño, no era normal”, señaló la joven.

Ver imagen original

 

“Me tenía que poner en cuclillas en el inodoro porque me dolían los huesos, tenía desmayos, palpitaciones, temblores y dolor constante. No lo quería más”, relataba.

“A mis padres les ataqué y les dejé contusiones en un momento que tuve que luchar contra las voces de dentro de mi cabeza. También me herían algunos comentarios horribles de algunas mujeres que me veían. La gente comentaba sobre mí”, señala la joven.

Jodie-Leigh Neil has conquered her fear of food, got her life back and has reached a healthy weight of 9st 9lbs

Después de un largo tratamiento, la joven se siente satisfecha de lo que ha conseguido: “Ahora he recuperado de nuevo la relación con mi madre, que fue siempre mi mejor amiga. Puedo salir a comer con mi familia, puedo bailar, puedo hacer las cosas que antes, por falta de peso, no podía hacer. Estoy terminando mis estudios, que antes no era capaz por culpa de la anorexia, me impedía tener la mente despejada”.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *